Loading

sábado, 13 de noviembre de 2010

Oferta y demanda de drogas

Demanda y oferta, son dos leyes que se aplican a muchos bienes y servicios para encontrar un punto de equilibrio y determinar, entre otros, el precio y la cantidad que tanto, los productores como los consumidores, estan dispuestos a aceptar un intercambio monetario.

Las drogas no son la excepción. En el mundo se puede observar que las drogas son un "negocio" rentable a pesar de ser ilegal. Ese caracter de ilegalidad es lo que se está cuestionando a nivel mundial porque los países pueden cambiar su forma de pensar simplemente para indicar que ya no es aceptado socialmente como normal, y por tanto, legal.

Sin embargo, hoy en día, podemos encontrarnos una lucha de argumentos a favor y en contra de como se debe combatir las drogas. Hay unos a favor de que la lucha debe centrar en la demanda, otros indican que debe hacerse desde la oferta; inclusive hay un tercer grupo que dice que debe es de no lucharse y debe legalizarse.

Cuando los gobiernos presupuestan dinero para la lucha antidrogas, casi el 67% se gastó en combatir la oferta y el 33% en campañas contra la demanda.

Combate contra la oferta

Cuando se gasta dinero en el combate de la oferta de droga, lo que hace el gobierno es tratar de desistimular la producción del mismo. Al tratar de evitar una producción masiva de droga, en un grafico de demanda contra oferta hace que la oferta se desplace hacia la izquierda y asimismo, al reducir las cantidades disponibles aumenta directamente el precio de la droga. Este es un mecanismo que muchos gobiernos han optado para medir el nivel de efectividad que se tiene en la lucha contra las drogas: Si la droga se encuentra cara en las calles, indica efectivamente que hay poca cantidad de drogas circulando; caso contrario sería cuando el precio de la droga tuviera un precio bajo, signficaría que hay mucha cantidad en el mercado.




Combate contra la demanda

Actualmente, se gasta poco dinero en la lucha contra la demanda, la cual se realiza a través de campañas y programas para tratar a adictos. Algunos sostienen de que si se eleva la intensidad en la lucha contra los consumidores aumentando campañas preventivas, programas de adicción, entre otros, la demanda se desplazaria hacia la izquierda, trayendo consigo que el precio de las drogas como la cantidad se disminuyeran. En efecto, al reducir la demanda de drogas, el precio de las mismas se irá abaratando para atraer a los consumidores, y por consiguiente, esto tendrá un incentivo negativo sobre los oferentes que irán produciendo cada vez menos porque se está vendiendo poco. A lo que la larga, dejará de ser un negocio rentable.

¿La mejor respuesta sería la legalización?

El otro grupo de pensadores que opinan que el mejor camino es la legalización de las drogas se basan en que disminuiría el costo de producción, no se necesitaría enormes gastos en el tráfico de drogas a través de las fronteras y los vendedores no serían juzgados penalmente. La legalización haria que la curva de oferta se desplace hacia la derecha y reduciría sustancialmente el precio a costa de que haya mayor cantidad de droga en la calle. Es precisamente ese motivo de penalidad y la ilegalidad que hace que los precios sean tan elevados y sea un negocio tan atractivo para muchos, pero con el precio tan bajo sería un incentivo para que los oferentes produzcan menos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Photography Templates | Slideshow Software